sábado, 5 de julio de 2008

Los besos no deben romperse (cuento de Virginia Guida)


Los besos no deben romperse
(Click en el título y conocerás más sobre la Autora)



(Cuento de la Escritora argentina, Virginia Guida)




Un beso cayó en la vereda. Miré para arriba suponiendo que habría caído desde algún edificio y lo tomé suavemente con un poco de temor para no romperlo.
"Los besos no deben romperse", me decía siempre mi abuelo Carlitos y una lágrima le rodaba por su mejilla cada vez que me mostraba la foto de Lucía, aquella jovencita de quien se había enamorado antes de casarse con mi abuela.
Una alta torre de departamentos se levantaba frente a mí y me quedé escuchando esperando algún grito de reclamo, quizá de alguna adolescente a quien se le había caído al querer robarlo. No escuché nada.
Me paré delante de los timbres y comencé a llamar empezando por el piso 20 , departamento “A” y así hasta llegar al 1“B”. No quise tocar en la planta baja porque de ahí no podía haberse caído.
-Perdone…a usted se le cayó un beso a la vereda?-
Quéeeeeeee????-
Qué dice??????-
No está la señora…
-A quién busca?
Diferentes y ridículas respuestas fui escuchando de cada departamento como si el haber encontrado un beso caído en la vereda fuera algo tan extraño.
Cuando ya estaba por irme, me volví. Una anciana con los ojos llorosos y un pañuelito blanco en la mano que acababa de salir de un departamento de la planta baja, se acercaba lentamente hasta abrir la puerta:
-Señora- le dije- este beso es suyo?
Sin decir una palabra, abrió el pañuelito y dejó caer en él el beso que yo tenía en mi mano, lo envolvió despacito, me abrazó débilmente y se metió otra vez en el edificio mientras balbuceaba:
-Ay Carlos...Carlos…los besos no deben romperse... ya te lo dije…









(Publicado por Virginia en Predicado.com. Rosalena_5/ 21 de enero de 2006)









9 comentarios:

Elisabet Cincotta dijo...

Qué cuento tan bello y tan puro.
Ayer hablaba con alguien y comentabamos esto de la pequeñez del mundo a raíz de hallar entre amigos ljanos otros cercanos.

besos
Elisabet

Mundo Interior dijo...

Con cariño llegué hasta éste dulce y sabio cuento. Un placer leerlo, felicidades a la autora. Desde hoy tendré presente:"que los besos no deben romperse"

josé dijo...

Una ternura tenue pero vibrante, aunque parezca contrasentido, imagina cuántos besos, y debe ser por millones, que andan perdidos en el mundo. Gracias por esta maravilla estimada amiga de Migdalia.

liliana varela dijo...

Un cuento muy dulce por cierto; besos a la autora y a quién lo publica por supuesto :))
Lili

Catalina Zentner dijo...

Bonito cuento, Migdalia, estás haciendo un buen trabajo de difusión, no conocía a la autora.
Cariños,

M@R dijo...

CUENTO TENIA QUE SER PARA SER TAN BELLO,,,
GRACIAS POR INVITARME A LEERTE,,,

ABRAZOS,,,

Anónimo dijo...

¡PRECIOSÍSIMO!


Magaly Rubio

Anónimo dijo...

Querida Migdalia:
Gracias por considerarme y acordarte siempre de mí. Gracias por publicar mi texto en tu blog, no lo merezco. Siempre recibo tus invitaciones y vivo envuelta en tanta locura que muchas veces no logro abrir todo el correo que me llega. Hoy abrí éste y me encontré con la grata sorpresa.
Gracias nuevamente, por tu cariño y por tu grandeza, por tus letras, tus sentimientos, y por todo lo lindo que siempre nos cuentas en tus textos.
Recibe todo mi afecto que sigue siendo el mismo desde que te conocí.
Un fuerte abrazo, querida amiga.
Virginia

Jorge dijo...

Hola amigo: quería invitarte que visites el blog que estoy realizando con mis alumnos de segundo año de la secundaria sobre LA DISCRIMINACIÓN.
http://nodiscrimine.blogspot.com
Tema arduo e interesante.
Seguro será de tu agrado.
Tu aporte será valioso
Un abrazo desde la Argentina.