domingo, 1 de junio de 2008

De la Mano de Dios

........................................... MigMigdalia Diciembre 2007

El día trece de enero del año 2000 supe que era una "brizna de paja en el viento".
Ese día supe que tenía cáncer de mama. Ese día supe que la vida, que los años vividos hasta entonces, 49, se me hacían chiquitos, etéreos, vacíos.


¡Dios! ¡Cuántas cosas aplazadas para después! !Cuántas vivencias dejadas de lado para esperar, que fuera el día mejor indicado!


De pronto, comprendí que la vida la tenía en un puño cerrado y al abrirlo, se me escapaba entre los dedos el tiempo, que ilusa de mí, tenía por seguro.
En los ochos días siguientes tuve que cambiar todo, tomar decisiones, enfrentar el dolor de decirle a unos padres ancianos que su hija, tenía cáncer.
Mirar a los seres que te aman y decirles, bueno... ¡estoy en peligro!
Comprender que el Padre Nuestro es una Oración en la cual repites diariamente: que se haga Tu Voluntad, mas, no la mía, sea ésta la que fuera. Pero la voluntad de Dios era el salvarme, porque ante la terrible noticia se escondía la mejor de las promesas: ¡podía curarme!
Podía salir adelante y seguir viviendo, como lo hago hoy, saboreando, cada instante de vida, cada sorbo de agua, cada alimento para mi cuerpo, cada respiro para mi alma.


No existen recetas mágicas para enfrentar cualquier enfermedad que nos coloca al umbral de la muerte, pero yo seguí unos pocos pasos que espero sirvan para otros que están sufriendo la agonía de una noticia inesperada.


Primero: Serenidad, dejar de lado la angustia y dar paso a la tranquilidad, para poder pensar con claridad.
Segundo: Hacer de tu médico tu mejor amigo y con él llevar a cabo todos los tramientos.
Tercero: Alegrarse, reír , dejar de lado la tristeza y pensar, "si hubiese sido mi tiempo, no lo hubiera descubierto tan a tiempo".
Cuarto: Ayudar con tu temple y tu alegría por vivir, a los seres que te rodean y que necesitas hoy más que nunca, ayudarlos a ayudarte. De seguro sentirás la solidadridad de todos.
Y por siempre, tener Fé y sentir que de la Mano de Dios hoy recorres los caminos que tienes trazados en la vida.
Hay que perderle el miedo a las palabras, cáncer, sida, diabetes, cardiopatías..., y seguir adelante, sanar y sentir que vales para Dios y para los hombres.
Que eres testimonio vivo de que cuando realizas las cosas como debes, todo sale bien.
Hoy la brisa no sólo toca mi cuerpo, lo envuelve, hoy la mirada de un niño es una gloria, el beso de mamá es una dicha, la voz de mi papá una esperanza.
Hoy el abrazo y la compañía de mis amigos hicieron reconciliarme con la vida.
Mis hermanos, mi familia se hicieron grandes en este mundo "ancho y ajeno".
Hoy soy una mujer afortunada y feliz de estar escribiendo estas letras.




Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: un día del 2001

17 comentarios:

josé dijo...

Esto demuestra la gran persona que eres Mig, porque saltas viejos prejuicios con naturalidad, paz y mucha vida en el tono claro de tus palabras. Ojala mucha gente ligue con estos sentimientos. Chau¡

julia del prado dijo...

Mi querida amiga, salud a tu salud. Besos desde el Perú, Julia

diana poblet dijo...

ELLA va y viene en mi vida. Error.
Ella viene y viene en mi vida.
Eso es Ella, mi Mig entrañable,
la desconocida más conocida.
La que entró para siempre.
abrazo,
d.

Anónimo dijo...

Diez años después:

Elisabet Cincotta comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Y estamos vivas y ya nochearemos nuevamente
besos mil"

Anónimo dijo...

Diez años después:

Milagro Només comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Mis saludos Migdalia. Que encuentro de realidad hay en tu escrito. Un gran abrazo "

Anónimo dijo...

Elisabet Cincotta comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Y estamos vivas y ya nochearemos nuevamente
besos mil"

Anónimo dijo...

Milagro Només comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)


"Gracias Migdalia. Todo a tiempo es curable. Mientras exista alma muy tejida a lo humano la vida entra por los poros. Sé de ello y por eso estoy. Otro abrazo "

Anónimo dijo...

Carmen Luisa Pinto Pereira comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Querida la vida te pertenece porque eres inmortal. Un beso"

Anónimo dijo...

Inés de la Puente Spiers comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Hola Migdalia... enhorabuena porque tuviste la valentía para enfrentar tan terrible enfermedad. Espero que sigamos disfrutando de tus escritos por muchos años más!!

Anónimo dijo...

Carlos Adalberto Fernández comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Mig
Antes de esta carta, Ya sabía de vos. Ya conocía tu temple, tu dedicación incansable, tu atención permanente, tu valoración serena. Esta tu carta.más lo que creo saber de vos, me permiten afirmar: Vos no luchate sólo contra la enfermedad.. Vos luchaste por vos,por tu derecho a ser, a crecer. Vos no sobreviviste, fuiste. Y luego de estos diex años. sos, para orgullo de tus seres queridos.
Feliz cumple, Mig
Carlos

Anónimo dijo...

America Torre de Roa comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Migdalia yo te entiendo, el 24 de abril cumplo 11 años de una nueva vida. En 1999 me detectaron cancer de mama y al igual que tu lo enfrente con mucha serenidad y mucha fé. Mi familia me ayudo mucho, luche contra el cancer por mis hijos que en esa epoca eran adolecentes.Esta enfermedad me hizo cambiar mi vision de la vida y todos los dias le doy gracias a dios por permitirme vivir. Estamos vivas gracias a dios."

Anónimo dijo...

Diana Poblet comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Mig, por diferentes razones que vienen al caso pero no debo detallar en este momento, te comprendo y te abrazo.
Eso es hasta aquí lo que puedo hacer y lograr la magia de que la distancia sea sólo el detalle menor y mi cariño llegue.
Con mi abrazo."

Anónimo dijo...

Rbk Montañez comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Tu voz trasciende, nos dibuja una gama de emociones que hubieron de vivirse entre oscuridad y luces; enhorabuena que prevaleció la luz, a eso le debemos seguir disfrutando tus palabras."

Anónimo dijo...

Maria Elena Becerra comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"no puedo dejar de admirar tu fortaleza,te admiro y te respeto amiguita,se que hoy eres feliz y transmites esperanza a quienes te rodean,por eso y muchas cosas mas siempre te tendré presenta.adelante que la vida nos sonríe"

Anónimo dijo...

Dado Ginestet comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Te conozco a través del aprecio que Diana siente por vos, así que estoy feliz de que tu felicidad sea una realidad.
Un abrazo."

Anónimo dijo...

Elizabeth Quezada comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Mig...pienso que los talentos tienen que detonarse si no se ejercen desde la niñez con algún evento importante. Casos de rompimientos, enfermedades y estados de pérdida en general funcionan como catarsis para explosionar lo que se lleva dentro. Creo que esa voz poética la trajiste bajo el brazo desde tu nacimiento. Ese saber transmitir emociones no es casual ni se aprende...sobre todo en lo que se refiere a la luz que se debe ofrecer desde un escrito. Te admiro mucho. Un abrazo."

Anónimo dijo...

Viviana Gladis Álvarez comentó tu nota De la Mano de Dios (diez años después)

"Querida Mig, estremecida hasta el alma por este escrito y por tu fortaleza Por tu presencia de ánimo desde que te conocí y esa ternura que hace tan, tan mágicamente especial. Gracias por compartir este particularmente bello escrito.

Besos desde mi corazón hasta vos"